Documentación médica antes de los vuelos de ambulancia

En la mayoría de los vuelos de ambulancia todo debe hacerse rápido. Incluso cuando la viabilidad del traslado está confirmada, se debe aclarar de antemano qué medicamentos y equipos adicionales serán necesarios, o si alguna ambulancia debe trasladar al paciente al avión de ambulancia, entre muchos otros detalles.

En estos casos, una charla telefónica entre médicos puede ser muy útil. Evidentemente es mejor y más rápido (y por lo general presente de todas maneras) cuando se tiene un documento médico escrito que describa el estado de salud del paciente.

Documentación médica antes de los vuelos de ambulancia

Documentación médica: ¿siempre es necesaria?

Los informes médicos, cartas de médicos, la historia clínica y diversos resultados de pruebas, entre otros, hacen parte de los documentos que podrían ser útiles para planear un vuelo de ambulancia. Si no se cuenta con documentos similares a la mano, nosotros tenemos preparados formularios correspondientes en los que puede recabarse información sobre diagnósticos y medicación del paciente. El idioma en el que los informes estén redactados no hace ninguna diferencia para nosotros: Nuestro equipo polígloto cubre la mayoría de los idiomas y puede leer la documentación directamente.

En contra de lo que suele creerse, este tipo de documentos no son estrictamente necesarios. En caso de lesiones menores o diagnósticos simples, con las indicaciones de los familiares es suficiente. Esto quiere decir: No espere a tener una carta de un médico en sus manos y contáctenos lo más rápido posible; de esta manera, podremos preparar su vuelo de recogida.

Indicación sobre la capacidad de transporte

Algunos informes incluyen una indicación sobre la viabilidad de transporte del paciente; de todas maneras, nosotros cuestionaremos esta aclaración. Por lo tanto, no es necesario que esta se indique en el informe. Muchos médicos "en la tierra", sobre todo en países del sur, no solo se sienten responsables por el bienestar del paciente en el centro hospitalario, sino también por el traslado de este después de su salida. Por cierto, no todos los médicos tienen una idea exacta de todas las posibilidades de atención médica que pueden hacerse durante un vuelo; por esta razón, muchos de ellos están a favor, de manera preventiva y para protegerse, de considerar al paciente como “no apto para el traslado”.

Pero esta precaución extrema es por lo general innecesaria: En primer lugar, los médicos de vuelo acompañantes son quienes cargan exclusivamente con la responsabilidad por el vuelo ambulancia. Ellos tienen años de experiencia en el área de transporte de enfermos en avión y, por lo tanto, ellos son los más indicados para dictaminar de manera más precisa si un paciente puede ser trasladado o no. En segundo lugar, el equipamiento médico completo de cuidados intensivos en un avión ambulancia hace también posible, incluso para pacientes con estados delicados de salud, realizar un traslado seguro y bajo asistencia médica especializada.

Incluso cuando usted o sus familiares han sido calificados como no aptos para el traslado, le recomendamos comunicarse con nosotros. Nuestros médicos de vuelo evaluarán con agrado sus informes médicos y revisarán a fondo y de manera gratuita la declaración sobre la viabilidad de traslado. En muchos casos, nuestra valoración sobre la viabilidad de traslado difiere de por sí de la opinión de los médicos locales. Si allí se llega a una evaluación distinta a la expresada en los informes médicos, se adelantará una charla entre especialistas con los médicos encargados en el centro hospitalario. Esta sencilla medida es, en muchos casos, suficiente para aclarar la situación y poder empezar a planear el vuelo de ambulancia.

Volver al resumen