Radioterapia en San Diego para una paciente de cáncer de siete años

A pesar de que les deseamos una vida sana y feliz de todo corazón: a veces los niños también tienen que enfrentarse con graves problemas de salud a una edad temprana. Así le ocurrió a la pequeña Agata de Kattowitz. A la niña de siete años se le diagnosticó un tumor cerebral y se le extirpó quirúrgicamente.

Por supuesto, sus padres querían hacer todo lo posible para darle a la pequeña el mejor tratamiento posterior posible. En este caso, eso significaba una radioterapia especializada que solo ofrecen unos pocos hospitales en todo el mundo. El Hospital Infantil Rady de San Diego aceptó acoger a Agata, pero el tratamiento allí sería muy caro, mucho más de lo que la familia podía asumir por sus propios medios.

Pero los padres de Agata no se desanimaron por ello. Iniciaron un llamamiento a hacer un donativo en Internet y movilizaron así a la opinión pública para ayudar a la pequeña paciente de cáncer. Al cabo de muy poco tiempo y con un gran interés mediático, la familia reunió suficiente dinero para el traslado de Agata a San Diego y el tratamiento en los EE.UU.

En el punto de mira de los medios de comunicación

Para poder trasladar a Agata de manera segura, se necesitaba que operara un avión ambulancia. En ese momento, la familia nos pidió ayuda y estuvimos encantados de poder ayudar: lo organizamos todo para realizar un transporte sin contratiempos en muy poco tiempo y proporcionamos un avión ambulancia del tipo Bombardier Learjet 45 en Kattowitz. El avión, con un equipamiento moderno, ofrecía suficiente espacio para el equipo médico y para la madre de Agata, que por supuesto no se quiso separar de nuestra pequeña paciente.

Mientras que la opinión pública no suele prestar atención a la mayoría de los vuelos ambulancia, esta vez la situación fue diferente: debido a la fama en Internet de Agata, incluso la televisión polaca informó desde el Aeropuerto Internacional de Katowice. Nosotros apoyamos a la familia a tratar con los medios y estuvimos encantados de proporcionar información sobre los detalles del inminente vuelo.

El camino más rápido a los Estados Unidos

Mientras aún estábamos hablando con la prensa, nuestros pilotos estaban haciendo las preparaciones para el despegue. Para entonces, Agata ya llevaba mucho tiempo al cuidado del médico de vuelo. Poco tiempo después, el Learjet pudo despegar y se puso en camino por Islandia y Canadá hacia los Estados Unidos. A la hora de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de San Diego una ambulancia ya estaba esperando a Agata para llevarla segura al hospital y entregarla allí a los médicos.

Por supuesto, deseamos a nuestra valiente paciente todo lo mejor para el inminente tratamiento de radiación. Pero es probable que necesite más tratamiento al cabo del mismo. Por eso los padres de Agata siguen pidiendo donaciones Si usted también quiere apoyar el tratamiento de Agata, puede hacerlo aquí.

Póngase en contacto con nosotros

Colaboramos con compañías de seguros de todo el mundo y organizamos un vuelo ambulancia para sus clientes de manera rápida y fiable. Nuestro equipo internacional está a su disposición diariamente las 24 horas del día y le presentará una oferta sin compromiso y de forma gratuita. Póngase en contacto con nosotros:

Volver al resumen