Una ambulancia aérea para un bebé con dificultades para respirar

No hay nada más desgarrador para los padres que ver sufrir a su hijo. Los niños están indefensos cuando están enfermos, ya que no pueden expresarse correctamente o, en el caso de los bebés, no pueden comunicarse en absoluto.

Nos sentimos impotentes cuando nuestros niños tienen un poco de fiebre, pero ¿qué sucede cuando un bebé es incapaz de respirar por sí mismo? Esto es lo que le ocurrió a uno de nuestros pequeños pacientes. Con sólo unos meses de edad, el pequeño Dawid sufría un reblandecimiento de la tráquea, lo que significa que tenía dificultades para respirar. Ingresado en una UCI con respiración artificial en un hospital de Lodz (Polonia), tuvo que ser trasladado a un hospital universitario de Muenster (Alemania) para recibir tratamiento por su enfermedad.

Necesidad de una intubación para poder viajar

Ya en una situación desesperada, los padres de Dawid no tenía fondos suficientes para el tratamiento de su hijo. Afortunadamente, la organización Cor Infantis acudió en su ayuda. Se trata de una fundación polaca que trabaja por los niños y bebés con cardiopatías coronarias y otras complicaciones relacionadas. Medical Air Service colabora con esta fundación desde hace tiempo y ayuda a los pacientes a recaudar dinero para su transporte y tratamiento médico en el extranjero.

Como el pequeño tenía dificultades para respirar, necesitó viajar intubado durante el viaje a Alemania, lo que sólo es posible a través de una ambulancia aérea. Por ello, utilizamos un modelo de avión Bombardier Challenger 650, lo suficientemente espacioso como para acomodar al bebé, a su madre y a nuestro equipo médico. Teniendo en cuenta el estado del paciente, nos aseguramos de tener un equipo médico pediátrico a bordo y un anestesista experimentado.

Un vuelo tranquilo con un equipo médico pediátrico a bordo

Conscientes de la urgencia de la situación, del estado del bebé y de la situación mental de los padres, nos aseguramos de organizar un vuelo de ambulancia aérea lo antes posible, en los días siguientes al contacto inicial. Además, nos pusimos en contacto con el hospital de Muenster para supervisar el ingreso del pequeño en Alemania, asegurándonos de que no hubiera problemas y alivianando a la familia del pequeño de la carga que implican los temas burocráticos, para que puedan dedicarse solo al bienestar del pequeño.

El día del vuelo, recogimos a nuestro pequeño paciente en el hospital de Polonia en una ambulancia terrestre. Nuestro médico lo acompañó hasta el aeropuerto, donde fue trasladado a una ambulancia aérea. Durante todo el trayecto estuvo intubado y viajó en una incubadora de último modelo, atendido por nuestros expertos. El vuelo, de una hora y media de duración, transcurrió sin contratiempos, con nuestro equipo pediátrico vigilando constantemente al bebé. En el aeropuerto de Alemania, una ambulancia terrestre ya estaba esperando y, en cuanto la ambulancia aérea aterrizó, el paciente fue trasladado al hospital de Muenster.

Nuestra misión solo terminó después de entregar a nuestro paciente en el hospital. Un tiempo después nos aseguramos de preguntar cómo evolucionaba el pequeño paciente y nos alegramos de saber que todo había ido bien. Tras ser extubado, el bebé Dawid afortunadamente pudo respirar por sí mismo. Le deseamos una pronta recuperación.

Si quiere saber más sobre el transporte en aero ambulancias de los pacientes más pequeños en incubadora, puede ingresar aquí. 

Póngase en contacto con nosotros para solicitar una ambulancia aérea

Si se encuentra en una situación similar, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solicitar una ambulancia aérea. Podemos proporcionarle el equipo y los expertos médicos necesarios para garantizar que su bebé sea transportado al extranjero de forma segura para su tratamiento. Póngase en contacto con nosotros a través de los siguientes medios:

Volver al resumen