Transporte en avión ambulancia

¿Qué es un transporte de pacientes en un avión ambulancia?

El traslado de un paciente a distancias largas, por ejemplo, durante un transporte sanitario de regreso desde el extranjero suele realizarse en un avión ambulancia. Este tipo de avión ofrece un transporte rápido, seguro y cómodo y 

garantiza una excelente asistencia médica del paciente.

¿Cómo está equipado un avión ambulancia?

El equipamiento de un avión ambulancia, así como su tripulación, puede adaptarse de manera flexible a las necesidades del paciente. El equipamiento estándar es perfectamente adecuado para la mayoría de las operaciones. Nos gustaría presentárselos:

Tripulación

En todos los vuelos ambulancia viaja una tripulación médica experimentada dirigida por uno de nuestros médicos de vuelo especializados. Además de tener práctica de muchos años en la medicina vinculada en la tierra, también han asistido en extensos cursos de formación en el ámbito de la fisiología del vuelo y ya han empleado estos conocimientos con éxito en muchos vuelos ambulancia. Durante el vuelo, un técnico en emergencias médicas también muy bien cualificado y con mucha experiencia acompaña a nuestro médico.

La tripulación a bordo de un avión ambulancia está formada por dos pilotos. Tienen una práctica de una gran cantidad de horas de vuelo en operaciones reales, y además entrenan regularmente en el simulador. De este modo puede contar con que llevamos a nuestros pacientes de A a B de forma segura y desde la experiencia.

Por supuesto, en nuestros vuelos cumplimos también los períodos de descanso obligatorios por ley. Si por este motivo no se puede realizar un vuelo completo con la misma tripulación en un vuelo a larga distancia, cambiamos esta tripulación o bien durante una parada o bien una segunda tripulación viaja directamente a bordo del avión ambulancia para garantizar un reemplazo sin interrupciones. Esta última variante es, evidentemente, solo posible en aviones ambulancia grandes que ofrecen suficiente espacio a bordo para más personas.

Equipamiento técnico

El equipamiento técnico de un avión ambulancia ofrece unas condiciones similares a las que se encuentran en una unidad de cuidados intensivos modernas. El equipo estándar incluye el siguiente equipamiento médico:

  • Unidad de cuidados intensivos, en caso necesario con un colchón de vacío
  • 6000 litros de oxígeno médico y tanques auxiliares opcionales
  • Monitor de transporte de cuidados intensivos multiparamétrico
  • Respirador de cuidados intensivos, también para patrones respiratorios complejos
  • ECG multifunción con 12 canales
  • Pulsioximetría y analizador de gases sanguíneos
  • Desfibrilador bifásico y un marcapasos externo
  • Teléfono por satélite para comunicarse en todo el mundo

Por supuesto, a la hora de reunir todo el equipamiento, también se tiene en cuenta el estado de salud del paciente. Si el cuadro clínico existente del paciente lo requiere, se complementa con un equipo adicional. De este modo, el bienestar del paciente está garantizado en todo momento.

¿Qué otras ventajas tiene un avión ambulancia?

Un avión ambulancia no solo ofrece una asistencia médica óptima para un traslado de un paciente. También garantiza la máxima flexibilidad. El transporte puede realizarse según la situación lo más rápidamente posible o exactamente en la fecha que lo solicite, con lo que no tiene que depender del plan de vuelo de una compañía aérea.

Además, existe una libertad mucho más grande en cuanto a la planificación de la ruta en comparación con un vuelo regular: no dependen de trayectos que de todos modos ya están atendidas por un vuelo regular. En vez de ellos, podrá utilizar los aeropuertos más próximos y adecuados y gracias a ello llegar a su destino por vía directa y sin transbordos. Esto es aún más fácil porque un avión ambulancia también puede poner rumbo a pequeños aeropuertos regionales y no depende de los grandes aeropuertos internacionales. De este modo está garantizado que el paciente solo tenga que recorrer rutas breves hasta el aeropuerto y que el tiempo de transporte resulte en total lo más corto posible.

Aptitud para volar en el avión ambulancia

Cada vez que se transporta a un paciente por vía aérea se comprueba previamente si este es apto para volar (también conocido como «fit-to-fly»). El requisito para obtener esta aptitud es que con toda probabilidad el vuelo no suponga un empeoramiento de su estado de salud.

Debido al equipamiento médico de un avión ambulancia y del médico de vuelo acompañante, este requisito se cumple por norma general. Incluso muchos pacientes que necesitan cuidados intensivos son aptos para volar en un avión ambulancia, incluso si se descartó un viaje en un avión de línea. La decisión sobre la condición de «fit to fly» la toma el médico de vuelo después de tener en cuenta la documentación médica.

Más información sobre el procedimiento de «fit-to-fly» y su proceso de decisión. 

¿Pueden viajar acompañantes con el paciente?

En la mayoría de los casos, un familiar puede acompañar el vuelo ambulancia sin que haya costes adicionales. En aviones ambulancia grandes son posibles incluso varias personas acompañantes no médicas. No obstante, a veces sucede que no podemos permitir ninguna persona acompañante a bordo por motivos médicos. Este es el caso, por ejemplo, si el paciente tiene una enfermedad contagiosa grave que también podría contraer su persona acompañante.

¿Cuáles son los costes de un vuelo en un avión ambulancia?

Cada vuelo ambulancia se planifica y se realiza expresamente para el caso concreto. Dado que no existe ninguna ruta regular ni tampoco planes de vuelo recurrentes, los costes deben calcularse cada vez de forma individual. Sin embargo, en cada vuelo ambulancia hay cinco factores recurrentes que tienen una gran influencia en los costes.

Más información sobre los costes de un avión ambulancia

El trayecto

Por supuesto, la ruta del vuelo tiene una gran influencia en el precio. Si bien no se puede calcular un precio exacto por kilómetro o por hora de vuelo, puede decirse que un vuelo de una distancia media es más barato que un traslado de larga distancia. Un transporte del paciente en un vuelo de corta distancia es por tanto aún más económico.

También los aeropuertos concretos de despegue y de destino pueden influenciar los costes. Cada aeropuerto fija sus propias tasas y pueden diferir considerablmente incluso entre dos aeropuertos muy cercanos el uno del otro. Por supuesto, estaremos encantados de aconsejarle sobre alternativas más económicas a su aeropuerto de destino previsto.

El estado de salud del paciente

El estado de salud del paciente condiciona las necesidades médicas durante el vuelo ambulancia. ¿Se necesita un equipo especial, por ejemplo, una unidad de aislamiento o un aparato OMEC? ¿Están todos los médicos de vuelo cualificados para realizar el transporte o se necesita un especialista, por ejemplo, para una enfermedad rara o para tratar a un niño? Cuanto más especializada debe ser el equipamiento médico y los conocimientos específicos del médico de vuelo, tanto más repercute este hecho en el precio.

Tipo de avión

Como regla general cabe suponer que los aviones más pequeños también causan menores costes. En cambio, estos «light jets» ofrecen poco espacio para las personas acompañantes y un menor alcance sin escalas. Pero con paradas para repostar correspondientes, también son adecuados para la mayoría de los transportes de pacientes de larga distancia.

Adicionalmente, el precio puede aumentar si desea un modelo de avión determinado para el traslado. Solo en muy raras ocasiones existen razones prácticas que diferencian a un modelo concreto de otros del mismo tamaño. Pero algunos clientes han tenido en el pasado experiencias positivas con un determinado fabricante y solicitan un avión de este mismo fabricante para su siguiente vuelo ambulancia. Para hacerlo posible puede que se produzcan costes adicionales.

Número de personas acompañantes

En casi todos los vuelos ambulancia puede volar un familiar sin costes adicionales como persona acompañante. Sin embargo, la situación médica del paciente puede significar que no podamos permitir ninguna persona acompañante a bordo, por ejemplo, en caso de una grave enfermedad contagiosa.

Si se solicita más de una persona acompañante, para ello es necesario operar con un avión más grande. Esto hace aumentar el coste, pero no por un precio fijo por persona. Por el contrario, casi no hay diferencia en cuanto al precio si el avión más grande está ocupado hasta su límite de capacidad o si solo vuela una segunda persona acompañante y los asientos restantes permanecen libres.

Urgencia del vuelo

La urgencia de un vuelo también influye en los costes. Esto se debe al hecho de que nuestros aviones están estacionados en todo el mundo, pero evidentemente no están en todos los aeropuertos. Esto significa que nuestro avión ambulancia primero realiza un vuelo de posicionamiento desde su base hasta el lugar donde se encuentra el paciente. Luego tiene lugar el vuelo ambulancia propiamente dicho y posteriormente el vuelo de regreso a la base.

Por supuesto, siempre procuramos que los vuelos de posicionamiento sean cortos e intentamos mantener reducidos los costes asociados a ellos. Pero cuando se trata de solicitudes especialmente a corto plazo, puede ocurrir que todos los aviones ambulancia con un vuelo de posicionamiento corto ya no estén disponibles. Para realizar el transporte del paciente lo más rápidamente posible a pesar de todo, en este caos debemos recurrir a máquinas con vuelos de posicionamiento más largos, lo que, por desgracia, hace aumentar los cotes del vuelo ambulancia.

¿Corre el seguro médico con los gastos?

El hecho de si el seguro médico asume los costes de un vuelo ambulancia depende sobre todo del alcance de la cobertura del seguro, o bien de si la situación concreta del paciente está cubierta por el seguro. En principio, ni el seguro médico obligatorio ni el privado se hacen cargo de los vuelos ambulancia. En este caso no cabe esperar una cobertura de los costes.

Si para el vuelo ambulancia se trata de un transporte sanitario de regreso desde el extranjero, existe la posibilidad de la cobertura de los costes por parte del seguro médico de viaje según la configuración de la póliza. Esta cubre normalmente la repatriación desde el extranjero necesarias desde el punto de vista médico y a veces también las razonables. Una repatriación desde el extranjero es necesaria en términos médicos cuando el paciente no puede ser tratado de manera adecuada durante su estancia el extranjero. Un tratamiento en el extranjero se considera médicamente razonable si este es posible, pero si cabe esperar mejores resultados con un traslado al país de origen del paciente. Según estos criterios, las repatriaciones necesarias en términos médicos suelen darse relativamente en raras ocasiones: La mayoría de las enfermedades pueden tratarse en casi todos los países, aunque puedan existir en parte enormes diferencias en la calidad del tratamiento.

Si una repatriación desde el extranjero no es necesaria ni razonable desde el punto de vista médico, no existe ninguna oportunidad de que se cubran los costes. Lo mismo ocurre para los vuelos ambulancia al extranjero, por ejemplo, como parte del turismo médico.

¿Avión ambulancia o avión de línea?

Además de un avión ambulancia, un avión de línea también puede ser adecuado para un transporte del paciente por vía aérea. Mientras que la ventaja de un avión de pasajeros radica principalmente en sus costes más bajos, sin embargo, casi todos los demás factores hablan a favor de un avión ambulancia: en comparación, las posibilidades médicas a bordo de un avión de línea son considerablemente más limitadas, a pesar de que el paciente es acompañado por un médico de vuelo con un equipo de emergencia. Por consiguiente, un avión de pasajeros solo puede ser una opción para los pacientes que no requieren cuidados intensivos y cuyo estado de salud es estable.

Además, un avión ambulancia está disponible más rápidamente, es más flexible a la hora de elegir el aeropuerto de salida y de llegada, y el paciente no depende de la valoración médica de la compañía aérea. Y es que esta última puede desestimar el transporte si ve en él un riesgo demasiado grande y puede realizar esta valoración médica completamente a su propia discreción.

Más información sobre un transporte médico en un avión de línea

Casos especiales

La situación específica del paciente hace que cada vuelo ambulancia sea excepcional. Sin embargo, siempre surgen determinados casos especiales ante los que nosotros reaccionamos con medidas excepcionales.

Coronavirus (COVID-19)

Por supuesto, también en la aviación médica hay que tener en cuenta el coronavirus. Cuando un paciente está infectado con COVID-19, este debe ser transportado en aislamiento de las personas que lo rodean. Además, la tripulación médica necesita una protección especial para no contagiarse ella misma.

Dependiendo de lo grave que sea la enfermedad por el coronavirus, caben diferentes posibilidades:

  • Los pacientes con síntomas deben ser transportados en una unidad de aislamiento. Esta unidad permite realizar todas las acciones médicas necesarias, pero no permite que el virus pueda escaparse en el entorno.
  • Los pacientes sin síntomas que sin embargo deben ser acompañados por un médico o que lo desean expresamente, pueden ser transportados en determinadas circunstancias con una protección de boca y nariz. En este caso, la tripulación lleva trajes protectores para no contagiarse.
  • Si en el caso de pacientes sin síntomas no se necesita ninguna asistencia médica, también se puede evaluar una tercera opción: el vuelo en aislamiento en un avión privado. En este caso, el paciente viaja solo en la cabina de pasajeros y puede moverse allí libremente. No viajan con él ni una tripulación médica ni personal de a bordo.

Por supuesto, después de un transporte de un paciente con el coronavirus, el avión ambulancia se desinfecta a fondo. Normalmente no se permiten acompañantes en caso de pacientes con coronavirus debido al riesgo de infección.

Más información sobre transportes médicos de pacientes con coronavirus

Vuelos a nivel de mar

Durante un vuelo regular, las condiciones de presión en la cabina de pasajeros son diferentes a las del suelo. En el caso de algunas enfermedades (por ej. anemia, neumonía, tumor cerebral), este gran cambio de la presión puede agravar aún más los problemas del paciente. Para evitar este hecho se puede realizar un avión a nivel de mar (sea level flight) con un avión ambulancia, mientras que en un avión de pasajeros esto no es posible.

Durante un vuelo a nivel del mar, la presión atmosférica se mantiene en la cabina mediante medidas técnicas y una altura de vuelo ligeramente reducida cerca del nivel del suelo. Esto hace que se puedan practicar viajes en avión para los pacientes con las enfermedades mencionadas.

Más información sobre vuelos a nivel del mar

Bebés y niños pequeños

Cuando se trata de transportar a bebés y niños pequeños enfermos, se requieren conocimientos especializados y una cautela especial para atender a nuestros pequeños pacientes de manera óptima. Por supuesto, por lo menos el padre o la madre puede volar como persona acompañante para transmitirle al joven pasajero una sensación de seguridad y tranquilidad.

También se da por hecho que el transporte esté acompañado por un neonatólogo (especialista en recién nacidos) o un pediatra con experiencia, según la edad del niño. En caso necesario utilizamos incubadoras de transporte de última generación para garantizar la máxima atención médica.

Más información sobre vuelos ambulancia para bebés y niños pequeños

VIPs

Las personas VIP a menudo tienen demandas especiales para su vuelo ambulancia. Suelen desear tanto la máxima comodidad como que varias personas las puedan acompañar, así como un vuelo sin escalas intermedias. Por supuesto, estamos siempre encantados de poder satisfacer estos y otros deseos de nuestros pasajeros VIP.

Pero no solo durante el vuelo gozan nuestros VIPs de numerosas comodidades. También durante la preparación ofrecemos un servicio excelente para el paciente y sus personas acompañantes. Ponemos a disposición un intérprete previa solicitud, nos encargamos de una limusina para el transporte de las personas acompañantes al aeropuerto y garantizamos un alojamiento confortable para ellas en el lugar de destino.

Más información sobre nuestro servicio para personas VIP

Sus ventajas con la Central de Vuelos Ambulancia 

Las personas que necesitan un vuelo ambulancia normalmente suelen encontrarse en una situación estresante y nueva tanto para el paciente como para su familia. Precisamente en esos momentos, usted necesita un socio con experiencia y de confianza que lo asesore ampliamente y que tenga en cuenta todas las eventualidades. Nosotros somos la Central de Vuelos Ambulancia y somos exactamente este socio.

Nuestro equipo tiene una experiencia de muchos años en el ámbito de la aviación médica y habla un total de 13 lenguas, con las que le puede ayudar en todo el mundo, también con la comunicación con el personal médico sobre el terreno. Por supuesto, estamos de guardia las 24 horas del día, de modo que puede ponerse en contacto con nosotros en cualquier momento. Nuestros aviones están estacionados en todo el mundo, con lo que podemos proporcionarlos casi en cualquier lugar muy rápidamente.

Ni que decir tiene que también nuestros equipos médicos tienen una experiencia extraordinaria y que gozan de la mejor formación en el ámbito de la medicina de aviación. Durante el vuelo ambulancia, dispondrá del equipamiento médico de última generación. También estaremos encantados de encargarnos de los transportes terrestres al aeropuerto y desde el aeropuerto de destino al hospital receptor como parte de nuestro servicio «cama-a-cama».

En otras palabras: con nosotros, puede confiar en un vuelo de ambulancia rápido y seguro.

Reservar un avión ambulancia en tres pasos

Para hacer la reserva de un vuelo ambulancia con nosotros, solo son necesarios tres sencillos pasos: En primer lugar, deliberamos con usted su situación y las opciones que tenga durante una sesión de consulta detallada. Después de la consulta, recibirá de nuestra parte una oferta no vinculante para su vuelo ambulancia.

Mientras evalúa nuestra oferta, nosotros iniciamos ya los primeros pasos para organizar su vuelo ambulancia. Si acepta nuestra oferta, entonces todo puede ir muy rápido: Nuestros médicos examinan la documentación médica más actual del paciente y obtenemos todos los permisos necesarios para el vuelo. Por último, recibirá de nosotros el plan de vuelo vinculante y el vuelo de la ambulancia aérea podrá realizarse.

El día previsto del vuelo, vamos a buscar a nuestro paciente con la ambulancia y lo llevamos al aeropuerto, donde el avión ambulancia ya está listo para partir. Tan pronto como el paciente es llevado a bordo, el vuelo puede empezar. Tras el aterrizaje en el aeropuerto de llegada, otra ambulancia se encarga del transporte posterior hasta la clínica de destino, donde entregamos entonces a nuestro paciento a los médicos que lo van a tratar.

¿Más información?

Más información sobre la organización y el proceso del transporte médico en avión ambulancia obtendrá en las preguntas frecuentes.

Contáctenos

Para recibir más informaciones o una oferta orientativa gratis, puede contactarnos las 24 horas del día: